Pequeños artesanos

Una bodega “pequeña”, a escala humana, y una extensión de viñedos controlable y asumible que nos permita conocer cada palmo de tierra que cultivamos en biodinámica. Un equipo que es una pequeña familia con la que compartimos los buenos y malos momentos. Trabajo en equipo, ilusión y pasión por el trabajo bien hecho, perseverancia, constancia y entusiasmo.

Con la voluntad de legar unos suelos fértiles y ricos a las generaciones futuras, realizamos una gestión de los viñedos basada en el diálogo con la naturaleza: sembramos cubiertas vegetales, aplicamos compost y preparados biodinámicos y utilizamos infusiones de plantas medicinales; gestos que nos ayudan a conseguir uvas de óptima calidad, expresión del triángulo suelo-clima-variedad.

Estas son las herramientas de los pequeños artesanos de Mesquida Mora.