Mesquida Mora

Nacida en un pequeño paraíso, soy afortunada. Bañada por el agua salada y el sol del Mediterráneo, ACROLLAM es mi patria.

Crecí entre viñedos, barricas y uvas, y los años me han llevado a pensar que las casualidades no existen, solo las causalidades. Vivimos en SINCRONIA y nada pasa de manera accidental.
En 2012, en un momento en el que no tenía ni SÒTIL ni TRISPOL, emprendí un nuevo camino: MESQUIDA MORA, porque las coincidencias de la vida son solo la punta de un iceberg llamado destino.

de Mallorca, ecológico y biodinámico

Vi de la terra

21,0047,00 IVA inc.Leer más

Los albaricoqueros protegen los viejos viñedos de callet en vaso que nos dan un vino ligero, delicado y floral. Ligero, pero al mismo tiempo con muchos matices.

18,5042,00 IVA inc.Añadir a la cesta

Un viaje de Mallorca al mundo o del mundo a Mallorca. Callet, syrah y cabernet de los viñedos más viejos. Con volumen, largo en boca y persistente, aunque sin perder su frescor.

9,50 IVA inc.Añadir a la cesta

El faro nos marca el rumbo. Es el vino joven de la casa, porque para saber adónde vamos hay que recordar de dónde venimos. Un ensamblaje de variedades autóctonas y foráneas fresco y fácil de beber.

9,50 IVA inc.Añadir a la cesta

La estrella de mar tiene una virtud: cuando pierde un brazo se regenera con mucha facilidad. Es la versión rosada del negro, el mismo ensamblaje de variedades autóctonas y foráneas. Una botella no es suficiente.

9,50 IVA inc.Leer más

Un barco a vela navegando sin prisa ilustra el blanco de los viñedos de premsal más jóvenes y los chardonnay más viejos de la casa. Frescor y complejidad con un toque salino.

15,00 IVA inc.Leer más

El yang del rosado. Elaborado solo con premsal y giró y sin añadirle anhídrido sulfuroso. Un blanco realmente especial que te transporta directamente a Mallorca.

Es el bifronte de MALLORCA. Elaborado con uvas de las vides más viejas de cabernet y merlot, no te dejará indiferente si buscas un rosado goloso y con estructura.

30,00 IVA inc.Leer más

Una variedad minoritaria recuperada que solo en años extraordinarios produce vinos monovarietales sorprendentes. Nos estrenamos con la cosecha de 2019 y no sabemos cuándo podremos elaborarlo de nuevo. Ligero, elegante y fino. Una explosión de fruta sutil.

20,5046,00 IVA inc.Leer más

Mosto fermentado: sin levaduras añadidas ni anhídrido sulfuroso y sin clarificar.

20,50 IVA inc.Leer más

Nuestros viñedos

Las parcelas

El rompecabezas vitícola de nuestra bodega lo conforman ocho parcelas que tienen entre 3 y 65 años. Certificados por el Consell Balear d’Agricultura Ecològica, estos viñedos están plantados sobre suelos calcáreos, arcillosos y de call vermell.

Todos ellos dibujan un mosaico varietal donde encontramos los primeros ejemplares de variedades foráneas plantadas en Mallorca conviviendo con las variedades autóctonas mallorquinas.

Con la voluntad de legar unos suelos fértiles y ricos a las generaciones futuras, realizamos una gestión de las viñas basada en el diálogo con la naturaleza: sembramos cubiertas vegetales, aplicamos compost y preparados biodinámicos y utilizamos infusiones de plantas medicinales; gestos que nos ayudan a conseguir uvas de óptima calidad, expresión del triángulo suelo-clima-variedad.

La dimensión humana en lo ecológico y biodinámico

Pequeños artesanos

Una bodega “pequeña”, a escala humana, y una extensión de viñedos controlable y asumible que nos permita conocer cada palmo de tierra que cultivamos en biodinámica.

Un equipo que es una pequeña familia con la que compartimos los buenos y malos momentos. Trabajo en equipo, ilusión y pasión por el trabajo bien hecho, perseverancia, constancia y entusiasmo.

Estas son las herramientas de los pequeños artesanos de Mesquida Mora.

Quiénes somos y de dónde venimos

Historia

El nuevo proyecto vital tenía que llevar mis dos apellidos. Mesquida representa la tradición vitícola familiar. Etril materno, Mora, es la tierra, la generosidad indiscutible y el que me acompaña cada día de mi vida.

Después de acabar Filología Catalana estudié Enología… desde siempre había querido elaborar vino. En 2004 me incorporé a la bodega familiar y las circunstancias de la vida me llevaron, en 2012, a emprender este nuevo camino que es MESQUIDA MORA. Vino y vida son una sola cosa…