Es Monjos

Mostrando los 3 resultados

Al otro lado de la carretera de Porreres a Campos, justo delante del molino de Son Porquer, había un campo de albaricoqueros, el árbol frutal por excelencia de nuestro pueblo. En 2005, cuando los árboles eran ya muy viejos, los arrancamos. Este fue el primer viñedo que planté cuando me incorporé al mundo del vino. En 16 años ha cambiado mucho mi visión del vino y la viticultura. Prácticamente fueron los últimos emparrados que instalamos y las últimas variedades foráneas plantadas.